Me reí, sabiendo que mi hija no tenía ni idea de lo que estaba pasando. En su mente, el ganado estaba jugando. Aún así, la ocasión me permitió empezar a explicar la belleza del diseño de Dios a mis hijas.

Comenzando la conversación…

No fui explícito. Simplemente compartí que tanto el toro como la vaca eran necesarios para hacer que esos pequeños y encantadores terneros jugaran en la hierba. Tomando esto como ejemplo, logré explicarles cómo es lo mismo en las familias humanas. Hablamos sobre los papeles importantes y únicos que los hombres y las mujeres juegan cuando se trata de crear una familia.

Los niños pequeños no necesitan saber todos los detalles. Necesitan entender que los hombres y las mujeres juegan papeles esenciales pero diferentes en el plan de Dios para el inicio de la nueva vida. Esto puede ser tan simple como decir que los papás hacen que las mamás queden embarazadas, y que las mamás tienen bebés.

Aprovechando cada oportunidad

Antes de que mi hijo naciera, tuve cuatro niñas parlanchinas en casa. A veces se confundían y me llamaban mamá. Esta fue una oportunidad para explicarles cómo yo era diferente de mamá, pero también cómo ambos las queríamos y cada uno había hecho su parte para traerlas al mundo.

Ellas entendieron que mamá quedó embarazada, porque pudieron ver su vientre crecer durante el embarazo, y luego conocieron a su nuevo hermano después de que naciera. Sin embargo, no estaban tan seguras de cómo papá había ayudado a hacer el bebé.

Hablamos de la unión del esperma y el óvulo, pero esperamos a que fueran mayores para explicarles cómo funcionaba todo. “La charla” no es una conversación de una sola vez. Es una conversación continua entre los niños y los padres que puede comenzar cuando son muy pequeños, y puede preparar el terreno para una comprensión bíblica del sexo.

Señalando a nuestro Padre

Si es un padre o madre soltera, prepárese para preguntas difíciles pero inocentes sobre el progenitor desaparecido. Vea las preguntas como oportunidades para hablar de la vida en un mundo caído, y la necesidad que tenemos de un Salvador. Todos los padres deben ser rápidos en reconocer sus insuficiencias y dirigir a sus hijos hacia su Padre celestial, que los ama con un amor eterno.

He descubierto que la paternidad está llena de conversaciones desafiantes con mis hijos. Y enseñarles sobre el sexo puede resultar incómodo. Además de que no hay un momento adecuado o una forma correcta de comenzar estas discusiones. Así que he tratado de aprovechar cada momento para enseñar a mis hijos una perspectiva divina sobre la sexualidad humana.

Descargue gratis una guía que le ayudará a descubrir las preguntas de los niños acerca de sexualidad y cómo abordarlas.

Puntos de discusión en el caso de padres de niños de 2 a 3 años

Para los niños que aún no tienen 4 años, lo básico es lo mejor. A continuación, algunos aspectos que puedes abarcar:

Dios hizo familias y dijo que eran buenas.

Hable con sus hijos sobre el hermoso plan de Dios para los humanos. Dígales cómo Él formó la primera familia, Adán y Eva, y cómo esto fue bueno. Aunque muchas cosas en la vida se alejan del diseño de Dios, enséñeles acerca del ideal de Dios y enfatice su gracia y perdón.

Dios usa a los papás y a las mamás para crear bebés.

Dios les dio distintos cuerpos a los hombres y a las mujeres que funcionan en conjunto para crear un bebé. Hable del regalo de poder ayudar a crear una nueva vida.

Las mamás se embarazan.

Dios diseñó los cuerpos de las mujeres para proteger y nutrir a un bebé en desarrollo. Enfatice la alegría y la belleza relacionadas con el cuidado de un bebé en el útero. Lean juntos el Salmo 139:13-14 y hablen de cómo el cuidado de Dios para los humanos comienza en el útero.

Tanto una mamá como un papá son necesarios para hacer un bebé.

Nuestra cultura cuestiona los fundamentos más básicos de la familia y la vida humana. Ayude a su hijo a entender el diseño de Dios, y el valor de los hombres y mujeres en la creación y la crianza de un niño.

Reforzando a través de una actividad

Busque algunos libros (o use fotos o videos en línea) que muestren cómo los diferentes padres de los animales cuidan de sus crías. Hable de cómo tanto las mamás como los papás animales son necesarios para crear al bebé, y su papel en el cuidado de las crías. Después, hable sobre las mamás y los papás humanos. Reafirme la idea de que se necesita tanto un papá como una mamá para tener un bebé. Luego pase un tiempo haciendo dibujos con su hijo que muestren las diferentes etapas de su familia. Los dibujos podrían representar a mami y papi casándose, mami con una barriga grande, mami y papi trayendo un bebé a casa desde el hospital y una foto familiar con varios niños. Hable sobre algunas de las formas en que las mamás y los papás cuidan a sus hijos.

Establezca los cimientos

Para los niños pequeños, el mundo está lleno de maravillas. Pueden encontrar la historia de los bebés que nacen de las cigüeñas tan creíble como la realidad de Dios usando a las mamás y a los papás para crear una nueva vida. Pero, enseñarles la verdad sobre el origen de los bebés puede establecer fundamentos firmes sobre los que usted puede construir a lo largo de su infancia.

Lea otro artículo del tema: Use los términos anatómicos, ¡es lo correcto!